Social Icons

viernes, 3 de agosto de 2012

Resumen USA Vs Nigeria

Mítico. Legendario. La retahíla de adjetivos grandilocuentes se quedaría corta ante la victoria de Estados Unidos. El partido de los récords olímpicos. Si un nadador o un atleta es capaz de batir un récord mundial en una sola carrera, el Team USA puede romper varios en un único encuentro. Para la HISTORIA.

Aprendida la lección de las dificultades iniciales contra Túnez, los americanos empezaron arrasando a Nigeria, que quedará como el invitado forzado a un partido mítico. Con un enorme 13-0 de parcial de la mano de Kobe Bryant y Kevin Durant, rompieron el partido desde el primer minuto.


Kobe Bryant fue un ciclón al inicio del encuentro (Foto EFE)

De la mano de dos hombres con experiencia NBA, Nigeria empezó a anotar: Al-Farouq Aminu e Ike Diogu (muy digno, con 27 tantos al final del encuentro) materializaron diez puntos (20-10). Pero Kobe había salido a pista con ganas de recital. Con 15 puntos en seis minutos, ya había doblado su media de anotación en el torneo (que era de 7). El Team USA estaba humillando a los africanos, con un extraordinario recital: 49 puntos en el primer cuarto, incluidos 11 triples (de 14 intentos), ambos récords en un cuarto de unos Juegos Olímpicos. La máxima anotación anterior en un cuarto era de 38 tantos.

El ritmo era de locura, con Nigeria anotando 25 puntos en un primer cuarto visualmente entretenidísimo. Pero el partido ya había nacido para la Historia y para las cifras. Una exhibición que nadie olvidará. La factura visual era tan divertida (con constantes mates, alley-oops, acierto infinito) como escandalosas las cifras. Al descanso, los 78 puntos del Team USA (78-45) suponían la mejor anotación al descanso en unos Juegos. El partido estaba hecho de récords y para los récords.

Carmelo Anthony se apuntó al show con brillantez. Por un lado, batió el récord de anotación olímpico del equipo estadounidense (metió 37), que poseía Stephon Marbury (31 puntos). Además, igualó el tope de triples en unos Juegos Olímpicos (con 10). Un récord que también cayó a nivel global, con los 29 que anotó el Team USA, dejando muy atrás los 21 triples en un encuentro, la mejor marca hasta el momento.

Estados Unidos jugó la mitad del partido en el cielo (Foto EFE)

A falta de cuatro minutos y medio para la finalización del partido, se deshizo del récord que se estaba esperando desde prácticamente el inicio del encuentro. Los 138 puntos que le endosó Brasil a Egipto en Seúl’88 quedaron atrás con un triple de Andre Iguodala. Al final, alcanzaron los 156, superándolo en 18 puntos, con todo el equipo anotando. El 156-73 final, eso sí, todavía queda lejos de la mayor diferencia, que se mantiene en 100 puntos desde los Juegos Olímpicos de Londres... en 1948.

Crónica ACB.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario